Quién les para los pies

Cuando el ex futbolista francés, delantero del Manchester United, Eric Cantona, hizo un llamamiento público a través de las redes sociales para que la gente sacara sus ahorros de los bancos, y que las pequeñas y medianas empresas cerraran, como protesta contra un sistema que sólo beneficia a las todopoderosas entidades financieras y a las grandes empresas, estaba poniendo el dedo en la llaga… Poco importa que el movimiento ciudadano que el lideró, y que se extendió como la pólvora por Internet, no tuviera seguimiento en la práctica. El éxito fueron las críticas de los gobiernos y del sistema financiero mundial, porque vieron peligrar sus privilegios y no tuvieron más remedio que dignarse escuchar al ciudadano de a pie, aunque fuera sólo por miedo. Por otra parte, sirvió también para tomar conciencia de dónde radica el problema de la crisis global que vivimos y, por último, ha abierto un debate de ideas animándonos a la acción pacífica, a la unión que hace la fuerza,  ésa que puede parar el injusto sistema económico, impuesto por los políticos de turno…Esos políticos que con desfachatez nos “meten la mano en el bolsillo”, esos que sin miramientos conceden ayudas injustificables a la banca, reflotan grandes empresas o inyectan ayudas a fondo perdido, algunas directas pero la mayoría de las veces “indirectas”, como cuando se realizan obras millonarias en infraestructuras, con recalificaciones incluidas, con corruptelas y todo tipo de abusos de poder que todos conocemos: ahí están los casos de Xanadú, Port Aventura, o el Parque Warner  y Terra Mítica, éstos últimos, para mayor recochineo, han resultado ruinosos.

Otro caso de trato preferente, a los que se permiten todo tipo de irregularidades y ventajas, son las grandes superficies comerciales. Es el caso de El Corte Inglés. ¿Dónde se ha visto que sus centros cuenten con el beneplácito de un sindicato afín y dominante como es el FASGA? ¿Qué oscuros intereses mueven a las administraciones locales donde se asientan sus centros a crear infraestructuras en descampados, a mejorar sus accesos de forma descarada, a construirles paradas de tren o incluso de metro a sus puertas?

No nos olvidemos del flaco favor que les han hecho las grandes superficies y supermercados a los pequeños y medianos empresarios, obligando a la administración a regular la “libertad de horarios”. Los políticos de la Comunidad de Madrid abanderaron este compromiso con los grandes empresarios, para ello recurrieron a la demagogia de la lucha por la “libertad del consumidor” y al argumento tan de moda de “la conciliación de la vida familiar y laboral” (entiendo que esta conciliación no va con l@s dependientes de El Corte Inglés/Hipercor)

Al Consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, se le llenó la boca de que había que dar mejor servicio a los consumidores porque “la modernidad pasa por la libertad y la ampliación de los derechos de los ciudadanos”, decía literalmente. Pero resultó ser sólo oportunismo político, o ¿cómo se entiende si no que un ciudadano de nuestra comunidad, propietario de un piso, tenga limitada su libertad y mermados sus derechos a la hora de pagar en efectivo, en su entidad bancaria, un recibo de luz, agua, teléfono etc…? La práctica de limitar el horario y los días de pago de recibos varía de una entidad financiera a otra. ¡Es lo que tienen los horarios liberalizados de la banca! Otra variante del famoso dicho español: “vuelva Ud. mañana…pero no a cualquier hora, sino a la que yo le diga” Yo me pregunto ¿por qué se les consienten a las cajas y bancos estas arbitrariedades? ¿Por qué el español medio acepta con resignada pasividad este abuso corporativo a su libertad? ¿Será que el español medio es muy dado a hacer corrillos y a protestar en silencio contra su indefensión y los atropellos que comenten los poderes públicos?

Las entidades de crédito se justifican diciendo que la fijación de este tipo de horarios persigue agilizar la prestación de los servicios y evitar las molestas esperas de turno: “se trata de una medida más con la que agilizar y mejorar la calidad de la atención a nuestros clientes”  explican en Unicaja. Y para que no parezca que se está ninguneando al usuario, se precipitan a aclararnos: “la decisión de qué sucursales admitirán pagos, la toma la división de banca comercial de acuerdo con la banca corporativa”, según fuentes del Banco Santander.

Mi última reflexión ante estos hechos denunciados es: ¿de verdad, Sr. Beteta, se está primando el interés colectivo, de verdad en el proceso de negociación se han tenido en cuenta las necesidades y las libertades del consumidor final? ¿No le parece que se contradice su defensa a ultranza de los derechos de los ciudadanos, con una reglas de juego excesivamente partidistas?

Anuncios

2 Responses to Quién les para los pies

  1. David EScolano says:

    Hola Eduardo:
    Soy David Escolano,normalmente no suelo hacer caso a este tipo de artículos ,porque casi siempre esconden algún tipo de interés ya sea económico, político o de otro tipo,pero en esta ocasión me vas a permitir que te diga que con respecto al Corte Ingles,desconoces bastante lo que supone esta empresa para el conjunto de España.Esta empresa genera no solo puestos de trabajo directos, sino puestos de trabajo indirectos, supongo que a ti eso te da igual ,tu eres bastante practico y solo te interesa lo tuyo, como me has dicho en varias ocasiones,cosa por otra parte muy legitima,pero el Corte Ingles genera,como ninguna otra empresa puestos de trabajo DIRECTOS E INDIRECTOS,parece lógico que tenga beneficios sindicales,sociales y de otro tipo.El resto de comentarios son solo políticos,me gustaría escucharte hablar de ZP ,nos hace mas daño que Beteta , créeme.
    Un abrazo y suerte.

  2. eduardomolet says:

    Hola David,
    Agradezco sinceramente tu comentario y me alegro tener noticias tuyas aunque sea por este medio, te aseguro que no tengo ninguna vinculación ni tan siquiera simpatia por ningún partido politico, es más hace tiempo que estoy desencantado con todos. Estoy de acuerdo contigo en que el Corte Inglés es una gran empresa española, creadora de miles de puestos de trabajo y muy gestionada a lo olargo de su historia, no obstante creo que tiene grandes privilegíos que les dan los politicos y los medios de comunicación por razones obvias.
    Respecto a la Comunidad de Madrid creo que con la libertad de horario y ley de Modernidad ha perjudicado a las pequeñas y medianas empresas en beneficio de las grandes superficies.
    De los privilegíos de la banca y de los banqueros… ahí seguro que todos estamos de acuerdo.
    Un abrazo enorme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: